Calle Alfonso VII numero 7

+34881941624

¿Hacerse autónomo o constituir una sociedad?

¿Hacerse autónomo o constituir una sociedad? 1
 Cuando tenemos un proyecto de negocio, pasamos mucho tiempo pensando en la idea, en los clientes, en el lugar… luego nos planteamos cuánto nos va a costar el comenzar con nuestra actividad, y por u?ltimo… el papeleo. Y entonces se nos plantea la duda ¿auto?nomo, sociedad…? Elegir la forma juri?dica de nuestro negocio es tan importante como la propia idea, por lo que no debemos dejar para el final esta decisio?n.

Auto?nomo individual, comunidad de bienes, sociedad civil, sociedad limitada, sociedad limitada nueva empresa, sociedad limitada unipersonal, sociedad limitada laboral, cooperativa de trabajo asociado, sociedad ano?nima, sociedad ano?nima laboral…, etc. La forma de constituir juri?dicamente una empresa es una decisio?n importante que puede influir en la propia continuidad de la empresa en el futuro.

Las personas que constituyen la empresa, la actividad, la responsabilidad, la fiscalidad, el re?gimen de seguridad social, son algunas de las cosas que hay que tener en cuenta al hacer la eleccio?n de la forma de empresa que adoptemos.

Como hemos visto, hay una amplia gama de posibilidades, pero las ma?s frecuentes son: el auto?nomo individual, la comunidad de bienes o sociedad civil y la sociedad limitada. La pro?xima publicacio?n de la nueva ley fiscal complica el re?gimen de fiscalidad de la sociedad civil que, por una parte tendra? que tributar el impuesto de sociedades y por otra, cada socio tendra? que incluir en su declaracio?n de la renta, los beneficios obtenidos en concepto de IRPF, manteniendo, sin embargo, la responsabilidad individual y solidaria ilimitada de todos los socios, al carecer la sociedad civil, de personalidad juri?dica propia, por lo que nos vamos a centrar en el auto?nomo individual y en la sociedad limitada.

Las diferencias fundamentales son: la responsabilidad y el re?gimen de fiscalidad

En cuanto a la responsabilidad, el auto?nomo individual tiene responsabilidad ilimitada, es decir, responde con todo su patrimonio, mientras que en la sociedad limitada, al tener personalidad juri?dica propia, la responsabilidad recae sobre el administrador y el patrimonio de la sociedad.

En cuanto al re?gimen de fiscalidad, es decir, la tributacio?n a la Agencia Tributaria, mientras el auto?nomo individual lo hace por el IRPF (impuesto sobre la renta de las personas fi?sicas), la sociedad limitada lo hace por el Impuesto sobre Sociedades. ¿Que? diferencia hay? Veamos:

El IRPF puede tributarse por estimacio?n directa (normal o simplificada) y por estimacio?n objetiva (mo?dulos). La estimacio?n directa normal es a partir de 600.000 € por lo que la ma?s frecuente es la simplificada. En este supuesto el rendimiento neto se obtiene mediante el ca?lculo de los ingresos menos los gastos deducibles (vinculados al ejercicio de la actividad, justificados y registrados en el libro de gastos), debe hacerse un ingreso a cuenta del 20% cada trimestre y una declaracio?n de la renta anual.

La tributacio?n por estimacio?n objetiva (mo?dulos), se aplica a empresarios y profesionales con actividades incluidas en la Orden HAP 2549/2012 del Ministerio de Economi?a y Hacienda, con rendimientos no superiores a 450.000 € anuales, no superando los 300.000 € en compras de bienes y servicios, y que no este?n exentos del re?gimen simplificado del IVA. En este supuesto, el rendimiento neto se obtiene de un ca?lculo dispuesto en la Orden, que multiplica los importes fijados para los mo?dulos (teniendo en cuenta metros cuadrados, empleados, potencia ele?ctrica, etc…) por el nu?mero de unidades, los gastos deducibles tambie?n esta?n publicados y se refieren a la amortizacio?n del inmovilizado.

Tambie?n se debe hacer pagos fraccionados trimestrales, aplicando dicha fo?rmula. Una de las cosas que llaman la atencio?n en cuanto a la diferencia entre la estimacio?n directa y la objetiva es el hecho de que en la primera hay gastos deducibles, que en la segunda,no so?lo no son deducibles, sino que gravan, como por ejemplo los gastos de personal. Sin embargo, hay actividades que no dan opcio?n a elegir

El Impuesto sobre Sociedades, de periodicidad anual, va por tramos que parten de un 15% (para las empresas de nueva creacio?n y un volumen hasta 300.000 €), de la “base imponible”, que es la diferencia entre ingresos y gastos deducibles, sumando o restando los incrementos patrimoniales.

  • Se considera ingresos, los derivados de la actividad econo?mica, las subvenciones y las cesiones de bienes.
  • Se consideran gastos deducibles, los gastos de personal, financieros, alquileres, suministros (luz…), materias primas… y amortizaciones anuales.

¿Que? es esto? Pues es importante, puesto que ha de establecerse un plan de amortizacio?n para cada elemento del inmovilizado, teniendo en cuenta el valor inicial y el residual que se preve? tenga al cabo de unos an?os. Una vez obtenida la base imponible y aplicados los porcentajes, se obtiene la “cuota i?ntegra”, a la que todavi?a podemos restar deducciones y bonificaciones, entre las que destaca las deducciones por inversio?n en actividades culturales, investigacio?n cienti?fica e innovacio?n tecnolo?gica, medio ambiente, empleo de trabajadores discapacitados, etc…, para darnos definitivamente la “cuota a ingresar”.
La Sociedad Limitada, puede constituirse por una sola persona, en cuyo caso seri?a “Unipersonal”, debiendo hacerlo constar en todos los documentos, o por varias personas, haciendo constar el nu?mero de participaciones sociales en la escritura de constitucio?n, que hay que elevar a pu?blico en la Notari?a y registrarla en el Registro Mercantil. Se puede constituir desde un mi?nimo de 3.000 € de capital social y ha de nombrarse uno o varios administradores o un consejo de administracio?n con uno o varios consejeros delegados.

En cuanto a Seguridad Social, el auto?nomo individual se encuadra en el Re?gimen Especial de Trabajadores Auto?nomos, pudiendo acceder a las bonificaciones y reducciones para emprendedores, tambie?n llamada “tarifa plana”. En la Sociedad Limitada, el encuadramiento viene dado por el nu?mero de participaciones y el cargo de administrador o consejero delegado, en este caso se encuadrara? en el Re?gimen Especial de Trabajadores Auto?nomos desde el 25% de participaciones sociales y desde 1/3 para el resto de socios o que junten al menos el 50% del capital social con familiares socios hasta el 2o grado con los que convivan, el resto se encuadrara? en el Re?gimen General, o en el caso de ostentar el cargo de administrador o consejero delegado retribuido por dicho cargo o por su trabajo en la empresa, en el Re?gimen General Asimilado, excluido de cotizacio?n por desempleo y fondo de garanti?a salarial y por tanto de su percibo.

Como hemos visto, hay muchas cosas que tener en cuenta a la hora de decidir la forma juri?dica de nuestra empresa o negocio, por eso, lo mejor es contar con la ayuda de personas cualificadas y con experiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Portal para emprendedores.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Canosa Digital.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Artículos recomendados