reforma-fiscal-2014-autonomos-2

Con la entrada en vigor de parte de  la Reforma fiscal 2014 los autónomos con rentas de hasta 15.000 euros pasan a tributar un 15 % frente al 2 1 % actual, el tipo general baja del 24 % al 20%. El objetivo es favorecer la competitividad de las empresas españolas.

A partir de 2015, el Gobierno completará esta medida con la bajada de las retenciones y de las tarifas para los autónomos con rentas superiores a 15.000 euros hasta el 20%, y hasta el 19% en 2016.

Menores retenciones en el IRPF

Los trabajadores autónomos con rentas de hasta 15.000 euros  y cuando la suma de sus rendimientos íntegros superen el 75 % tributan des del 5 de julio al 15 %, son 6 puntos menos que antes de la entrada en vigor de parte de la reforma fiscal 2014.

Por lo que respecta al tramo general  del IRPF para autónomos  se reduce hasta el 20%, aunque para beneficiarse de esta rebaja en las retenciones tendrán que esperar al 1 de enero de 2015.

Esta rebaja de retenciones fiscales de julio para los autónomos con rentas inferiores a 15.000 euros, supondrá para estos autónomos un ahorro anual de unos 720 eurossegún cálculos de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). De esta rebaja, según ATA, saldrán beneficiados entre 300.000 i medio millón de trabajadores por cuenta propia que tendrán un disponible de unos 60 euros al mes. El presidente de ATA, Lorenzo Amor, en una entrevista al portal www.serautonomo.net asegura que “se trata de una medida fundamental de la que se van a beneficiar a los autónomos que menos tienen, y supondrá un alivio para sus negocios, lo cual sin duda redundará en una mejora de su actividad”.

Por su parte, la Unió de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) valora de forma “positiva” esta decisión del Gobierno y espera que en la próxima Ley de Reforma del IRPF se reduzcan los tipos generales por debajo de las previsiones anunciadas por el Ejecutivo, pasando en 2015 del 20% previsto al 18% y en 2016 del 19 % al 17 %.

Cambios en el sistema de módulos

El tipo reducido del 15 % se mantiene también para las empresas de nueva creación. Este tipo se aplica sobre los primeros 300.000 euros de la base imponible, y será de 20 % para las cantidades que supere dicho importe durante dos año, el primero con base imponible positiva y el siguiente.

Por lo que respecta al sistema de módulos, se reduce el umbral de exclusión de 450.000 a 150.000 y de 300.000 a 150.000 de gastos. Se excluyen las actividades que facturen menos de un 50 % a las personas físicas y también quedan excluidas las actividades a las que se aplica el tipo de retención del 1 % , es decir, las de fabricación y construcción.

Y permanecen en módulos actividades como la fabricación de pan y bollería, los talleres de reparación, cafeterías, hoteles de dos o menos estrellas, quioscos y transporte de viajeros por carretera, taxistas, mensajeros, autoescuelas y peluquerías.

También seguirán tributando en este sistema la agricultura y ganadería, con un umbral de exclusión de 200.000 y 150.000 euros, y no afectadas en un 50% de la facturación.

Deja un comentario